Consultor SEO en Huelva. Posicionamiento en buscadores y auditorías SEO. Marketing de contenidos. Diseño y desarrollo web.

Yo hago SEO, no magia

Últimamente vengo apreciando una tendencia que, la verdad, me preocupa. No sé si será provocada por el desconocimiento de la materia o por una idealización de esto del SEO, pero la verdad es que cada vez más la gente, las empresas, los clientes que llegan a tu oficina requiriendo tus servicios, piensan que la optimización web es la solución a todos sus problemas (en lo que a Internet se refiere, claro). Y no, no lo es.

Llevaba un tiempo planeando escribir un post sobre este tema, pero ha sido el excelente artículo de @arturomarimon 8 errores en tu estrategia SEO el que finalmente me ha impulsado a su redacción. Recomiendo encarecidamente su lectura porque desgrana muy bien cómo ciertos conceptos desvían lo que debe ser una correcta estrategia de optimización web para una empresa.

¿Qué es el SEO?

Search Engine Optimization, u Optimización para Motores de Búsqueda, se define en la Wikipedia del siguiente modo:

“…es el proceso de mejorar la visibilidad de un sitio web en diferentes buscadores de manera orgánica”

¡Y ya está!

Para conseguirlo, los SEOs recurren a toda una serie de técnicas encaminadas a lograr su objetivo: arquitectura web, optimización on-site, linkbuilding, rendimiento de servidores, etc., para las cuales hacen uso de toda una serie de herramientas SEO, muchas incluso propias (handmade).

Además, tienen que luchar contra los constantes cambios en los algoritmos de los buscadores y la costumbre de éstos de ponerles las cosas cada vez más difícil. Sin duda un trabajo apasionante y que requiere una constante actualización por parte de los profesionales que lo desempeñan.

No le pidas peras al SEO

No le pidas peras al SEO

Una acertada estrategia SEO, bien desempeñada y monitorizada en todo momento, acabará dando como resultado un aumento en el número de visitas a la web optimizada, derivada de la mejora de la visibilidad de ésta en los resultados de búsqueda que ofrecen los buscadores. Es decir, un correcto proceso de optimización se traducirá en un aumento de tráfico hacia esa web.

Y aquí es donde muchos empresarios, comerciantes o simplemente responsables de departamentos comerciales, confunden tráfico con ventas.

Por supuesto que con un aumento en el número de visitas a una web es más probable que las ventas aumenten, pero esta regla no tiene porqué ser ni directamente proporcional ni absolutamente cierta.

¿De qué sirve invertir grandes cantidades de dinero en posicionar una web en los primeros puestos de Google si una vez que los clientes llegan a esa web encuentran productos que no son de su agrado o con precios poco atractivos? Me refiero a que de nada sirve hacer SEO si luego se descuida el producto que se vende o el servicio que se ofrece.

Son muchos los que piensan que con el SEO está todo hecho, que una vez habiendo invertido en el desarrollo de una web atractiva y en un posicionamiento eficaz pueden ya despreocuparse de las ventas porque estás vendrán como milagro divino. Pues se equivocan, y mucho.

Euros

Imagen: FreeDigitalPhotos.net

Mis recomendaciones

Para aquellos que se plantean realizar una campaña de posicionamiento en buscadores como vía para aumentar la visibilidad de sus webs, me gustaría que se pararan a pensar antes en lo siguiente:

  • Mi producto o servicio, ¿tiene la suficiente demanda?
  • ¿Existe mucha o poca competencia en mi sector?
  • Si la hay, ¿tengo posibilidades de llegar a competir en igualdad de condiciones?¿seré capaz de ofrecer precios competitivos y/o productos o servicios de calidad?
  • ¿Tengo pensado como afrontaré la atención al cliente una vez comience a llegarme feedback de los usuarios?

Si una vez contestadas estas preguntas se llega a una conclusión positiva y se siente que es hora de darle un impulso al negocio (o de empezarlo), el SEO es sin duda el método más efectivo para llevar tráfico a su web. Gracias a él, el número de potenciales clientes que llegarán a visitar su web crecerá enormemente pero, en última instancia, depende de la propia empresa en conseguir que dichas visitas se conviertan en ventas.

Un último consejo

Y para terminar, un último consejo a la hora de buscar el profesional adecuado para realizar la optimización de su web: desconfíe de aquellos que le aseguren unos resultados concretos (puestos en los SERP, número de página de Google, etc.); son los mismos que le dirán que tras optimizar su web sus ventas aumentarán como arte de magia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Haz clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies