Consultor SEO en Huelva. Posicionamiento en buscadores y auditorías SEO. Marketing de contenidos. Diseño y desarrollo web.

Web semántica: Google, tú puedes hacerlo mejor

Hace ya algunas semanas que noto un aumento de posts que tratan sobre cómo Google entiende las páginas webs. Sí, sí, todo eso de las entidades, la web semántica y de cómo debemos olvidarnos de las palabras claves como las hemos conocido hasta la fecha. Pues bien, en este artículo muestro cómo Google no saca todo el provecho posible de sus defendidas ‘entidades’ y la web semántica y cómo en algunas ocasiones la interpretación de un término o frase es errónea.

El dale dale de la web semántica

Desde hace ya bastante tiempo se vienen dando pasos con el fin de conseguir que los contenidos de Internet sean fácilmente entendibles no solo por los usuarios, sino también por las máquinas, más exactamente por las arañas que rastrean las páginas web. Tenemos varios vocabularios y formatos que nos sirven para dotar de ‘significado’ a lo que escribimos: Schema, RDFa, Microdatos, JSON-LD, etc.

La cuestión reside en que los motores de búsqueda, y Google a la cabeza, presumen de defender la web semántica, y nos venden la moto haciéndonos chantaje: ‘Si implementas datos estructurados en tu web nuestro motor la entenderá mejor y…’.

Hasta aquí de acuerdo. Creo que todos coincidimos en que añadir este marcado semántico a nuestras páginas redunda en nuestro beneficio y en el de la red en general. Pero, ¿qué pasa cuando esas maravillosas ‘entidades’ no son aprovechadas por quien las proclama a los cuatro vientos? Pues que comprendes que Google no predica con el ejemplo.

No quiero que parezca que estoy en contra de la web semántica, nada más alejado de la realidad. Creo que lenguajes como Schema son una auténtica maravilla, aunque también pienso que estamos aún muy lejos de su verdadero potencial (no por sus características, sino por el uso que hacemos de estas).

Sin embargo, fastidia encontrar una y otra vez ejemplos de cómo Google, en ciertos aspectos, va por otro lado. Y para muestra un botón.

Todo empieza de madrugada

Hace algunas noches me encontraba en uno de esos momentos de insomnio en los que por mucho que intentaba reconciliar el sueño mi cuerpo había dicho que no le apetecía seguir durmiendo. Y como suelo hacer en muchas de esas ocasiones aproveché para adelantar algo de trabajo, así que comencé a hacer un poquito de keyword research.

Cuando te pones manos a la obra a las 5:30 de la madrugada, una vez que llegas a las 8 de la mañana y viendo lo que aún queda por delante te hartas un poco de tanta palabra clave, por lo que llegada esa hora opté por parar y ponerme a otra cosa, más que nada para desconectar un poco, pero claro, no se me ocurre mejor plan que ponerme a investigar un poco con el planificador de palabras claves 😯 .

Sin nada en mente, comencé a echar un vistazo a las categorías que te ofrece la herramienta por si había suerte y encontraba algo interesante. Por alguna razón, me llamó la atención que dentro de la categoría ‘Familia y comunidad’ existiera una subcategoría llamada ‘Fe y creencias’.

Decidí probar entonces con ‘Cristianismo’, y mi sorpresa no pudo ser mayor:

Cristianismo y Web Semántica

¿Qué tienen que ver Abraham Mateo y Pablo Iglesias con el Cristianismo? Pero es que si seguimos buscando en la lista nos encontramos con keywords como ‘christian bale’, ‘frozen el reino del hielo’, ‘blogdesuperheroes’, o ‘diego matamoros’. Por supuesto, no hay que ser muy listo para sacar la relación:

  • Abraham: es un personaje bíblico.
  • Mateo: fue uno de los doce apóstoles de Jesús y uno de los evangelistas.
  • Pablo: puede referirse a Pablo de Tarso o San Pablo.
  • Iglesias: ¿hace falta comentarlo?
  • Christian (Bale): es cristiano en inglés.
  • Frozen. El Reino del Hielo: aquí me habéis cogido.
  • Blogdesuperheroes: y aquí.
  • Diego Matamoros: y no os digo nada de aquí (aunque espero que no sea por lo de ‘matamoros’)

Cabe decir que no solo a mí me hizo gracia, ya que al compartir tal descubrimiento en Twitter alguno que otro se partía también de la risa.

Al principio pensé que tal vez podía tratarse de un error… mentira, no pensé eso en ningún momento. Me seguía picando la curiosidad así que seguí probando, pero esta vez con ‘Judaísmo’:

Judaísmo en el Planificador de palabras clave

De nuevo tiene su explicación:

  • Agag es un personaje bíblico

¿Y si lo intentaba ahora con ‘Islam’?:

Islam en el Planificador de palabras clave

  • Sala Bagdad: lo siento, pero aquí soy yo el que se parte, y si no, haced esta búsqueda y picad en el primer resultado.
  • Fernando Madina: no es que el cantante de Reincidentes sea musulmán, sino que Madina puede referirse a Madinat Al-Zahra (Medina Azahara, monumento de Córdoba) o Al Madina.

Ya sé que no estamos hablando exactamente de páginas web y de cómo Google entiende el contenido de estas, pero las ideas para palabras claves que ofrece Google en su herramienta son extraídas a partir de patrones de búsqueda (supuestamente) estudiados de una forma rigurosa por algún algoritmo matemático superlativo extrapolable y yo qué sé qué más.

Lo que vengo a decir es que me cuesta creer que, con toda la información que posee, Google no sea capaz de entender que la búsqueda ‘Cristianismo’ no tiene nada que ver con una búsqueda de ‘Abraham Mateo’, y mucho menos con una de ‘Pablo Iglesias’.

Me jode (sí, habéis leído bien, me jode) que se presuma tanto de Knowledge Graph, Knowledge Vault y qué sé yo qué más, y luego no se sepa integrar estos avances en todo el ‘entramado Google’.

Que el superbuscador relacione ‘Judaísmo’ con Alejandro Agag es una prueba de que en ciertos aspectos Google piensa en modo palabra clave en lugar de modo entidad (y sí, ya sé que en este caso estamos hablando del planificador de palabras clave). En este ejemplo, parece como si Google dijera ‘vamos a ofrecer todos los criterios de búsqueda que contienen alguna palabra relacionada con el judaísmo’. Y claro, como el apellido de Alejandro coincide con el nombre de un personaje bíblico, pues Google dice ‘To’ pa dentro’.

A ver, seguro que todos nosotros sabemos más o menos lo mismo sobre Alejandro Agag:

  • Está casado con Ana Aznar
  • Por tanto, es el yerno de José María Aznar
  • Y de Ana Botella
  • Fue secretario del Partido Popular Europeo
  • Es amigo de Flavio Briatore y Bernie Ecclestone
  • Es uno de los precursores de la Fórmula E

Con estos datos (todos están en Internet) yo tengo claro que ‘Alejandro Agag’ es una entidad que en un principio nada tiene que ver con la entidad ‘Judaísmo’. ¿Vosotros qué pensáis?

A modo de reflexión

Todos los que nos dedicamos a esto del SEO sabemos de la utilidad de una herramienta como el planificador de palabras clave de Google. Es parte de nuestro trabajo diario y sin duda nos provee de una información muy valiosa, pero lamentablemente imprecisa.

Teniendo en cuenta que Adwords supone el 97% de los ingresos de Google, cabría esperar que ofreciera a sus usuarios información más precisa para que así optimizasen al máximo los anuncios, lo que debería repercutir en mayores tasas de CTR y por tanto más dinerito para el gigante.

Estoy convencido de que la web semántica es el futuro de un Internet más entendible, lógico y útil. Además, vocabularios como el de Schema.org son relativamente fáciles de implementar en una web, por lo que podríamos decir que no tenemos excusas para no sacar provecho de ellos. Cuesta aceptar que con todo su despliegue tecnológico Google no haya sido capaz aun de trasladar las ventajas de la web semántica a un producto tan omnipresente en la cultura Google como es Adwords.

Sinceramente, Google, tú puedes hacerlo mejor.

,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Haz clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR