Consultor SEO en Huelva. Posicionamiento en buscadores y auditorías SEO. Marketing de contenidos. Diseño y desarrollo web.

Beneficios de tener un blog

En Internet podemos encontrar multitud de posts referentes a los beneficios de tener un blog. Estos beneficios, casi en la mayoría de las ocasiones, están descritos desde el punto de vista del marketing o del posicionamiento web pero, ¿qué nos aporta un blog a nosotros como personas y profesionales?

Un blog, una bitácora, un diario, como lo quieras llamar, es un lugar idóneo donde expresarte, y puedes hacerlo de la manera que quieras, sin cortapisas, sin censura, sin necesidad de dar cuentas a nadie (siempre que no ofendas, claro). En definitiva, el medio donde mostrar a los demás cómo eres, cómo piensas, qué te preocupa y cuál es tu punto de vista.

Si a lo anterior le sumamos la oportunidad de compartir nuestra producción en las redes sociales, el blog se convierte en esa ventana donde asomarse al mundo y decir ¡Hola! Éste soy yo. Es decir, es el sitio perfecto (aunque no el único, tenlo claro) para promocionarte, para desarrollar tu marca personal y mostrar todas tus cualidades y capacidades.

Beneficios de tener un blog. Mi experiencia personal

He de reconocer que no llevo mucho tiempo dedicado a este blog, pero a lo largo de esta corta travesía he identificado una serie de beneficios que se repiten cada vez que publico un nuevo artículo:

Documentación: Oportunidad para aprender cosas nuevas (y recordar algunas antiguas)

De lo que más disfruto cada vez que emprendo la tarea de escribir: documentarme. Ya no se trata de buscar información sobre la que basar lo que voy a decir, o investigar fuentes fiables en las que indagar sobre el tema en cuestión. La elaboración de un artículo requiere concienciarte de algo fundamental: si vas a abrir la boca, que sea para decir algo que valga la pena. Y para ello hay que saber de lo que se habla.

Para escribir mi artículo sobre arquitectura web y SEO para e-commerces, acudí a gran multitud de recursos: blogs del sector, vídeos explicativos, libros especializados en la materia, etc.

Además, puedes plantearte escribir sobre algo que conoces pero que hace tiempo que no tocas. Esto te servirá para refrescar todo aquello que aprendiste en su día y que ahora recuerdas nimiamente. En el caso descrito anteriormente, me sirvió para retomar de nuevo un tema que me fascina: la arquitectura de la información.

Mis consejos para documentarte:

  • Google: ¿pero hay alguien que no lo utilice?
  • Wikipedia: aunque a veces ha demostrado cierta inexactitud en sus artículos, no cabe duda de que esta gran enciclopedia colaborativa se ha convertido en un indispensable cuando de fuentes de referencia hablamos.
  • Blogs: los hay y muy buenos, es cuestión de dedicarle tiempo y encontrar aquellos que mejor cumplan tus expectativas.
  • Bibliografía: lee, nunca dejes de leer. Aunque estemos en pleno boom digital, 2.0, 3.0 o como quieras llamarlo, jamás debemos huir de los libros, y menos aún ahora que los tienes disponibles en multitud de formatos. Selecciona bien tus fuentes, lee y clasifica toda la información que consumes. Recuerda: curación de contenidos.

 Redacción: Escribe bien

Beneficios de tener un blog

Sé que puedo resultar pesado, de hecho ya he escrito en otra ocasión sobre la importancia de redactar correctamente los contenidos, pero es que considero fundamental saber escribir bien . Hay muchos blogs especializados cuyos contenidos aportan un valor extraordinario a sus lectores y, sin embargo, la redacción de los mismos deja muchísimo que desear. Pero tranquilo, mantener un blog es la excusa perfecta para comenzar a corregir esos fallos ortográficos y/o gramaticales que a veces cometemos.

No sólo debemos medir la calidad de los contenidos por el tipo de información que aportan, sino también por el cariño y tiempo que se les dedica en pos de facilitar lo máximo posible su lectura.

Marketing personal: da a conocer lo que haces

Cuando comencé con este blog, promocionaba mis posts básicamente en Twitter. En aquel momento mi dominio era sergioredondo.wordpress.com, ya que era mi primera toma de contacto con la plataforma. Además, tampoco podía dedicarle mucho tiempo y, obviamente, las visitas eran pocas. La verdad es que no me importaba.

Nunca he deseado tener un blog con miles de seguidores y suscriptores. En esos primeros intentos de ser bloguero, lo que realmente me preocupaba era conseguir sentirme cómodo escribiendo, encontrar mi nicho y, por supuesto, ofrecer un buen contenido. No sé si lo habré conseguido, pero tened claro que seguiré intentándolo.

Sin embargo, me di cuenta de que algo fallaba: necesitaba que mis posts fuesen lo más visibles posible. Fue entonces cuando decidí plantearme una estrategia para compartir mis contenidos, y así llegaron más redes sociales como LinkedIn, Google+, Facebook, etc., calendarios de publicación, monitorización (sobre esto hablaré más tarde) y mucho más. Los resultados no se hicieron esperar: el alcance conseguido por mis primeros posts resultan ridículos comparados con los últimos. De aquí en adelante, mis seguidores comenzaron a crecer formidablemente.

Además, últimamente comienzan a llegar las propuestas de colaboración para otros blogs e incluso portales especializados. Sin un blog, ésto hubiera sido prácticamente imposible. Por cierto, si quieres que colabore con tu blog, no dudes en contactar conmigo.

Interacción con otros usuarios

Bien sea a través de las redes sociales o bien mediante los comentarios en el blog, puedes hacerte una idea de cómo ha sido recibido tu artículo por parte de tus lectores. Pero además, y sobre todo gracias a la solidaridad de éstos, la interacción puede resultar realmente productiva.

Comentarios en blog

 

En mi caso, Twitter es mi gran fuente de interacción con mis lectores. Intento responder a todos aquellos que comparten mis contenidos en sus tuits siempre que me mencionen, no suelo profundizar mucho más; esto es algo que debo mejorar, ya que hay estupendas herramientas como Topsy para saber quien ha compartido una determinada URL.

Monitorización: analiza, analiza, analiza

Y no sólo por saber cuantas visitas has tenido o cuántas páginas han visto los usuarios. Aprovecha tu blog para aprender a dominar la analítica web. Experimenta, plantea objetivos, crea segmentos avanzados… haz todo aquello que te permita tu imaginación. Los resultados pueden ser realmente constructivos.

¿A qué esperas? ¡Crea un blog!

Hasta aquí mi relación de los beneficios de tener un blog. Espero haber convencido a algún indeciso. Y para los que ya lleváis tiempo blogueando, ¿pensáis en algún beneficio más que os aporte vuestro blog? No dudéis en compartirlo en los comentarios.

 

Imagen de portada cortesía de Stuart Miles / FreeDigitalPhotos.net

  • Pingback: Beneficios de colaborar en otros blogs | La Banda del Capitán 2.0()

  • Pingback: Beneficios de colaborar en otros blogs | LBC dospuntocero()

  • Pingback: Consejos sobre cómo escribir para la web | Sergio Redondo()

  • Pingback: SEO desde ceros - URL indexadas por Google()

  • Guille

    ¿y qué hay acerca de los prejuicios? Estoy iniciándome en la aventura de la blogosfera, llevo mucho tiempo leyendo blogs, consejos, trucos, cómo hacer tal, cómo hacer cual… y beneficios, muchos beneficios. Pero nadie ha hablado nunca de los prejuicios y yo no me creo eso de que escribir un blog no traiga nada malo, para mí todo tiene un lado bueno y un lado malo. Entonces, ¿cuál es el lado malo de un blog? ¿Qué puede salir mal al escribir un blog? ¿Cómo puede influir de forma negativa en mi vida personal o en mi profesión? ¿Cómo hablar a la vez a amigos personales, superiores, clientes y subordinados y seguir cayéndoles bien a todos?

    • Imagino que te refieres a los ‘perjuicios’, no ‘prejuicios’. Si comienzas tu aventura con ‘prejuicios’, mal andamos.
      Por supuesto, un blog puede tener también efectos negativos, pero para hablar de ello sería necesario escribir un post entero. Un buen título podría ser ‘Inconvenientes de tener un blog’ o ‘El lado oscuro de los blogs’. ¿Te animas?

      • Guille

        Acabo de darme cuenta y aún me estoy riendo. Vaya cabeza la mía. Sí, me refería a perjuicios o inconvenientes. Sin duda, sería un artículo muy interesante y sobre todo original, ya que no he encontrado nada similar en toda la red. Si no te das prisa, probablemente acabe escribiéndolo yo. Gracias por tu tiempo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Haz clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR